Uno de los primeros elementos que sobresalen cuando hablamos no es precisamente el contenido de nuestro discurso, sino el interior de nuestra boca.

Allí podemos encontrar algunos elementos interesantes y que constituyen un factor importante del habla, como lo es la dentadura y las formaciones de calcio que la conforman, los dientes.

La limpieza de nuestros dientes es un factor no solamente evaluado por nosotros, sino también por quienes nos ven hablar y nos dirigen la palabra.

Una correcta higiene bucal evita la aparición de condiciones dentales

Una correcta higiene bucal evita la aparición de condiciones dentales

Consciente o inconscientemente, la blancura de nuestra dentadura puede otorgarles a nuestros observadores indicativos sobre quiénes somos o quiénes queremos ser, por lo que es importante mantener nuestros dientes lo más blancos posible.

Cómo blanquear los dientes no es un asunto tan sencillo como aparece. Se nos ha enseñado el hábito básico y las herramientas elementales para la higiene dental, como el cepillo dental, el enjuague bucal, y el hilo dental. No obstante, hay más elementos presentes en el conjunto de qué usar para blanquear los dientes, como remedios naturales o caseros.

Métodos Caseros Para Blanquear Los Dientes

Podemos usar formas alternativas de higiene dental, formas que sean distintas al cepillado común, o que sean complementarias a este método. Existen productos naturales para blanquear los dientes a nuestro alcance y que podemos utilizar en alguno de nuestros cepillados si tan solo nos enteramos de su existencia, modo de elaboración, y frecuencia de uso.

Estamos hablando de secretos caseros para blanquear los dientes porque su uso y conocimiento ciertamente no es parte de la sabiduría popular, y si lo es, no de modo tal que todos estemos al tanto de ello. No obstante, son vías alternativas válidas de higienización porque sus resultados han sido probados y constatados por la experiencia.

Remedios Caseros Para Los Dientes

Ahora bien, hecha la introducción a la materia correspondiente a este artículo, es momento de identificar cuáles son los métodos naturales para blanquear los dientes de los cuales hemos hablado. Algunos están más difundidos que otros, y puede que reconozcas algunos de ellos. El objetivo de esta lista es ilustrar el conocimiento recolectado sobre ellos para compartirlo y hacerlo más público.

Aceite De Coco

El aceite de coco es un elemento natural que cuenta con bastantes usos beneficiosos para nosotros. Como no pudiera ser de otra forma, uno de ellos es el cuidado de nuestros dientes y la restauración de su blancura originaria y perjudicada por el café o el tabaco.

Solamente aplica unas cuantas gotas del aceite de coco sobre tu cepillo dental y estará listo para el trabajo restaurativo. Cabe destacar que el uso excesivo del aceite de coco puede perjudicar el esmalte, así que no puedes utilizarlo todos los días.

Jugo De Limón

Uno de los elementos naturales más versátiles es el limón

Uno de los elementos naturales más versátiles es el limón

El limón es una fruta muy polifacética en cuanto a remedios naturales se refiere; podemos trazar su uso en el blanqueamiento dental con cierta facilidad. Su uso consiste en exprimirlo sobre un vaso pequeño y mezclarlo con el dentífrico de uso diario, o también con un puñado de sal o bicarbonato sódico que después debes colocar en el cepillo. Eso sí, tienes que dejar descansar la mezcla por unos cinco minutos antes de usar.

Bicarbonato De Sodio

El bicarbonato sódico puede sernos de gran ayuda

El bicarbonato sódico puede sernos de gran ayuda

El bicarbonato de sodio es un compuesto químico muy utilizado para el blanqueamiento dental. Su versatilidad le permite ser empleado de diversas maneras. Aquí describiremos tres, recordando que su empleo excesivo puede perjudicar el esmalte dental.

Bicarbonato De Sodio Con Agua

Mezcla un poco de bicarbonato con agua en orden de crear una pasta homogénea que puedas aplicar en el cepillo. Cepilla tus dientes por dos minutos y después aplica el enjuague.

Bicarbonato De Sodio Con Limón

Mezcla el jugo de medio limón con una cucharada de bicarbonato sódico y aplica la mezcla sobre el cepillo con el dentífrico.

Bicarbonato Sódico Con Fresa

Tritura una fresa madura y cuela el resultado para sacar las semillas y remanentes de modo que solo quede el jugo. Acto seguido, mezcla el jugo con una cucharada de bicarbonato y emplea la mezcla sobre el cepillo.

Agua Oxigenada

Antes de usar el agua oxigenada para blanquear tus dientes, debes asegurarte de que ellos no sean demasiado sensibles. Si todo está bien, entonces, puedes proceder a mojar un pedazo de algodón con el agua oxigenada y frotarlo por tus dientes.

Vinagre De Manzana Y Agua

Si quieres maximizar los beneficios del cepillado común, puedes disolver media cucharadita de vinagre de manzana en un vaso de agua y enjuagar tu boca con la mezcla antes de cepillarte formalmente.

Conclusiones

Tu propia casa puede ser el sitio de almacenaje y resguardo de varios métodos para la limpieza de tu boca y el blanqueamiento dental, solamente debes estar atento a lo que esté presente en los gabinetes y su correcto modo de preparación y empleo para así no sufrir resultados contradictorios.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!

Los 8 Mejores Remedios Caseros Para Blanquear Los Dientes
5 (100%) 1 vote